Glow

¿Hasta qué punto eres capaz de mantener tu mente enfocada? ¿Sabías que una mente dispersa, contradictoria y confusa que interpreta la realidad, es causa de malestares emocionales y físicos? ¿Cómo puedes optimizar tu actividad mental y por ende tu salud integral mediante la respiración?

La dispersión mental le ocurre la mayor parte del tiempo a casi todas las personas. Estamos expuestos a infinitas distracciones y asuntos por resolver que nos roban la atención en todo momento y por eso, intentamos atender múltiples cosas a la vez. Si se trata de encontrar una solución, mentalmente, vamos de una a otra cosa, de manera casi siempre desordenada y repetitiva, aumentando el nivel de ansiedad y preocupación. Nos agotamos, entonces evadimos, ocupamos la mente en ver un noticiero, una película, pasamos horas frente al computador, buscamos compañía, jugamos, viajamos, dormimos más de la cuenta… en fin, ¡se trata de escapar! Pero es sólo por un momento, pues luego regresará de nuevo el paquete de preocupaciones a ocupar su puesto en nuestros pensamientos, con todas sus consecuencias.

La ansiedad y el estrés asociado a dolor de cabeza, de espalda, sensación de mareo, cansancio y agotamiento y lo peor, la impotencia y el miedo ante las diversas situaciones que tenemos que enfrentar día a día, son un hábito arraigado de muchas personas, que finalmente se rinden y buscan solucionarlo con drogas para tranquilizarse, para aliviar el dolor, o para perder la consciencia con el alcohol o cualquier otra droga que les permita seguir soportando eso que para muchos es la “vida”. Entonces, el remedio es peor que la enfermedad.

La mente es una herramienta y todo depende de cómo la utilizas. Si te identificas con ella y pierdes el control te verás expuesto a pensar de manera compulsiva e inconsciente. Esto crea una cortina densa que te separa de tu consciencia, la cual, por naturaleza es silenciosa.

Considerar que la vida con su carga de problemas es algo que actúa separadamente de tu consciencia, anula tu poder de crear, te limita, te encarcela en un laberinto en el cual puedes permanecer todo el tiempo que quieras y del que no podrás salir mientras no recuperes tu poder.

Recuperar tu silencio interior es recuperar tu poder, es reconocer que es la vida misma de la que eres parte. Respirar y pensar, provienen de la misma fuente: La Vida, por eso, respirar con consciencia es igual a pensar con consciencia, la respiración consciente es un acto sencillo y simple, tiene el poder de eliminar lo complejo y enredado.

La respiración es un acto involuntario, el cual, si te permites atender, observarás que refleja fielmente tu pensamiento a través de tus emociones. Tienes el poder de hacer de este acto un acto voluntario, puedes manejar la profundidad, el ritmo y la frecuencia, lo cual tiene un efecto inmediato en tu mente y en tu expresión emocional y física.

Respirar con consciencia trae beneficios, el principal, es que te ayuda a centrar tu mente evitando pensamientos inconscientes e involuntarios, si tienes control de tu mente, lo demás es una consecuencia natural, ya que una mente clara genera un sentimiento de tranquilidad y seguridad que el cuerpo refleja como relajación y acción inteligente.

Un ejercicio esencial de respiración con un efecto inmediato, es el de Respiración Circular, lento, profundo y con un ritmo balanceado, a diferencia de una respiración entrecortada arrítmica y deficiente, causada por una mente desordenada.

Prueba la Respiración Circular, comienza inhalando y exhalando contando mentalmente cuatro tiempos para cada fase, lo puedes hacer durante momentos de especial tensión emocional y física, te ayudará a relajar al instante. El ejercicio es tan sencillo y eficaz que lo puedes realizar además en cualquier circunstancia, durante una pausa en el trabajo, durante el tiempo en una sala de espera o incluso, caminando por la calle.

Una vez que se convierta en hábito, prueba la Respiración Circular sin contar mentalmente, toma simple consciencia de la respiración. Te sorprenderás, aparte de su efecto tranquilizador, podrás ver los colores más definidos, los sabores más sutiles, distinguir la calidad del aire que respiras… Entonces, los problemas tendrán una dimensión diferente, la mayoría desaparecerá, ya que una mente ocupada de respirar no tiene interés en otra cosa, que no sea el presente, y en el presente eres uno con el poder de la vida, que eres tú mismo.

Deja un comentario