yoga niños adolescentes mayores

El yoga puede ser practicado por todas las personas en sus diferentes etapas de vida. Y aunque la imagen comercial del yoga actual muestra en su mayoría a adultos jóvenes con cuerpos delgados y bien formados como modelos, no obstante, el yoga es también practicado por niños, adolescentes y adultos mayores, etapas en las que nuestra mente, energía emocional y nuestro cuerpo están presentando cambios sustanciales y muy evidentes, aquí, el yoga viene como un soporte ideal para acompañar estos procesos.

Para todas las personas, el yoga ofrece beneficios que son transversales en cualquiera de las etapas de la vida, sin embargo, sus técnicas deben ser ajustadas para los diferentes grupos, e incluso pueden realizarse prácticas individualizadas según las necesidades.

YOGA PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES

Yoga III

Los niños y los adolescentes, están atravesando una etapa de mucha exploración y curiosidad, están sentando las bases de su visión del mundo que los acompañará por el resto de su vida, por lo que una adecuada formación integral, es vital en esta etapa.

Descontando los innumerables beneficios a nivel físico como el inicio del hábito saludable de realizar ejercicio, el contacto íntimo con su cuerpo y su lenguaje, consciencia de la correcta alineación y postura adecuada que les evitarán muchas dolencias en el futuro, manejo eficiente de la respiración, consciencia de la relajación, desarrollo de flexibilidad y fortaleza muscular… etc. El yoga, provee de otros beneficios en el campo emocional y mental que le ayudarán a formar una capacidad más allá de lo ordinario, para asumir, afrontar y comprender de mejor manera y con más seguridad en sí mismo, las situaciones que todos afrontamos en estos años de crecimiento, y que para muchos pueden ser intensas experiencias, no siempre agradables, que marcan los años por venir.

Como base, el yoga es unión, consciencia de la coherencia entre lo que se piensa, lo que se siente y lo que se percibe. Desde esta base, el yoga ayudará a desarrollar la concentración mental, así como a expresar libremente la energía emocional y corporal. Un niño que lo experimente, posiblemente tendrá cimientos poderosos para tomar decisiones y sentar su posición con madurez ante estímulos a los que están expuestos en la sociedad actual que involucren violencia, abuso, drogadicción, delincuencia… retos que pueden venir de su círculo familiar, social o educativo.

Hoy día se está extendiendo en diferentes países, el uso del yoga y la meditación para niños y jóvenes con la finalidad de mejorar el clima de convivencia, que reducen significativamente los niveles de violencia y abuso en los colegios y universidades. Con seguridad, en un futuro cercano la sociedad contará con mejores seres humanos, conscientes de todas sus dimensiones del ser y de su realidad en el tejido de la vida.

YOGA PARA ADULTO MAYOR

yoga adulto mayor

Por otra parte, muchas personas que se encuentran en la etapa en que ya han experimentado durante muchos años hábitos y costumbres, de repente se encuentran ante situaciones en las que ven disminuida su energía y su salud, sin embargo, su experiencia y años de vida les capacita para desprenderse de las cosas, de las formas del mundo, para muchos, su interés es hacia un encuentro más interno consigo mismos, hacia una experiencia espiritual… En este punto, el yoga es también un adecuado soporte.

Nuestra cultura, en la que domina la percepción de lo físico, cree que la felicidad se asienta en tener cosas, incluido un cuerpo bello y envidiable. Una vez que estos parámetros van perdiendo interés y cuando ninguna cirugía pueda esconder la naturaleza de un cuerpo que ha vivido mucho, entonces tal vez nos veamos obligados a ver una dimensión más completa de la vida. En este punto, la experiencia es lo que tiene más valor, la soledad es más evidente y el contacto con otros también se valoriza.

La visión del yoga es integral desde su significado, que nos deja claro que nada está separado, todo está en unión, en yuj, en yoga. La mente, el sentimiento y el cuerpo siempre están en coherencia, pensamientos, emociones y percepciones siempre se muestran en unidad, aunque en apariencia parezcan separados. Muchos adultos mayores asumen que ya están “fuera” entonces su cuerpo les muestra en coherencia con su idea, un cuerpo desgastado e inservible.

Está demostrado que con la movilidad y el ejercicio se recupera una actitud positiva ante la vida, sabemos que además el yoga ofrece no sólo ejercicios físicos, por lo que para muchas personas mayores, significa una recuperación integral que les brinda seguridad, alegría, energía, movilidad, flexibilidad, equilibrio, autonomía y salud palpable en cuerpos que ya parecían desahuciados.

Importante resaltar el efecto de la respiración consciente o pranayama, para una mayor oxigenación del organismo, que actuará sobretodo en el cerebro, en la regeneración de neuronas, y un mejor desempeño de sus funciones, los ejercicios de pranayama, también estimulan la circulación y ayudan a prevenir enfermedades respiratorias y junto con las posturas mejoran y en muchos casos solucionan problemas de presión arterial y cardiovasculares.

La práctica de yoga para adultos mayores implica cuidados especiales, uso de elementos de apoyo y rutinas dedicadas, en especial, si nunca se tuvo el hábito de ejercitar el cuerpo. Es necesario además tener una frecuencia, mejor si es diaria. Así, los beneficios serán evidentes desde el principio, la mayoría experimenta
cambios sustanciales, como el ser positivo, centrado y lleno de energía, lo cual se refleja claramente en el cuerpo.