Héctor Marcelli profesor de yoga que ha dedicado su vida a esta disciplina. Nos concedió en una de sus visitas a Bogotá, en las que ha impartido talleres de formación de profesores, esta entrevista, en la que nos da una visión del yoghismo, como punto de vista integrador del yoga.

Héctor bienvenido a Colombia, personalmente conozco tu amplia experiencia en el campo del yoga, entonces, qué mejor que a través de tus palabras podamos hoy establecer un contacto para compartir con las personas que están interesadas en esta disciplina. Para empezar, háblanos un poco de tu vida y de tu iniciación en el yoga

Nací en México, pero hace tiempo decidí asumir ser ciudadano del mundo. Tuve el privilegio de nacer en una familia de yoghis, por lo cual, el yoga ha estado presente en mi vida desde mi infancia, a lo largo de mi vida, he estado en contacto con diversas escuelas, Maestros y tradiciones del yoga. Puedo decir, que he tenido una formación multidisciplinaria en el yoga, tanto como en el área medio ambiental.

Estas dos formaciones han sido paralelas en mi vida, mis padres fueron yoghis y montañistas, así que en mi infancia transcurrí entre excursiones a la naturaleza y estancias en Ashrams, estos, son lugares en los que habita algún maestro de yoga con una enseñanza muy cercana y directa.

Hoy día, después de toda mi vida como profesional dedicado a estas dos disciplinas, considero que en realidad no hay diferencia entre el yoga y la ecología, ambas son ciencias del equilibrio, una en nuestra relación con el mundo, la otra en relación con nosotros mismos. El yoga como un medio individual para establecer un equilibrio interno entre la mente, las emociones y el cuerpo, el yoga hacia afuera –la ecología- el medio por el que equilibras tu vida social con el medio ambiente que te rodea.

¿Cómo fue ese proceso de formación y de experiencia más profunda en la disciplina del yoga?
Comencé el yoga de niño como una experiencia lúdica, a los 12 años tuve mi primera asistencia a una clase formal por voluntad propia, a los 14 tuve que sustituir a un profesor y me lancé a dar mi primera clase.

Tuve una formación muy práctica, pero también un contacto cercano con diversos Maestros, de otras disciplinas complementarias, conocí la meditación zen con el Maestro Ejo Takata, posteriormente conocí a Swami Tilak un yoghi Vedanta hinduista muy conocido en occidente, él venía acompañado del Swami Jothy, ambos con un enfoque diferente, Swami Tilak enseñaba sobre todo la parte filosófica, Swami Jothy enseñaba el Bhakti yoga, el yoga místico devocional a través del kirtan que es el manejo de la voz y del sonido. Posteriormente tuve contacto con otras corrientes, como la tradición Sufi y la sabiduría del maestro Gurdgieff, de Krishnamurti, Yogananda…

Más tarde tuve contacto directo y extraordinariamente profundo, con el Maestro Yoghi Bhajan, de Tantra y Kundalini, lo cual dio un giro a mi vida. Sin embargo el Yoghismo es el eje que ha guiado mi formación a través de la visión del Maestro Serge Raynaud de la Ferriere. Una visión que busca la síntesis de todas las escuelas y tradiciones del yoga creando una integración con las tendencias y propuestas contemporáneas más ligadas a occidente y a su visión científica. Es decir, una actualización, sin perder la esencia, la profundidad del yoga.

De cuántos años estamos hablando en este proceso?
Desde que di mi primera clase, son 43 años enseñando y aprendiendo yoga.

hector-marcelli-2

¿Retomando el Yoghismo, entiendo que no se trata de una escuela, sino de una manera de asumir su estudio, enseñanza y práctica?
Yoghismo toma las raíces ancestrales del yoga hasta donde podemos tener referencias históricas o por tradiciones que trabajan transmitiendo de Maestro a discípulo a través de los siglos, tal vez hasta siete mil años atrás. Por otra parte, investiga e integra el extraordinario desarrollo que ha tenido el yoga en los últimos 20 años, además la enriquece con la cultura y la ciencia de nuestros días.

Abarca desde antes de Patanjali, para muchos considerado como el padre del yoga, pasando por el hatha yoga que fue desarrollado en la edad media, hasta nuestros días cuando resurge el yoga en india y llega a occidente donde la expansión es extraordinaria y hoy día es avalado por la medicina convencional.

¿De dónde surge la Asociación de Yoga Yoghismo?
De la visión que plantea S.R. de la Ferriere, una visión profunda, de síntesis y matésis. Pero también, de la experiencia acumulada de quienes la formamos. Surge de un grupo de amigos, colegas con un maestro común, todos con muchos años acumulados de práctica y enseñanza del yoga, la mayoría con más de 30 años dedicados a esta disciplina. Por otra parte, la formación académica de estos profesores respalda su trabajo, tenemos médicos, pedagogos, filósofos, antropólogos, maestros de desarrollo humano, fisioterapeutas, psicólogos, etc. Esta formación multidisciplinaria le da una riqueza extraordinaria a nuestra propuesta de formación de profesores, mediante el Diplomado de Yoga Yoghismo.

Yoga Yoghismo Encuentro Internacional 2012-9

¿Nos puedes ampliar algo más sobre los profesores del Diplomado de Yoga Yoghismo?
La asociación reúne profesores que han tenido un proceso parecido al mío, yoghis y maestros que han tenido una vida dedicada al yoga, en algunos casos igualmente diversa, en otros, que han seguido una sola escuela. Algunos de los profesores reúnen amplia experiencia y formación certificada en corrientes tradicionales como el yoga de Sivananda, de Krishnamacharia, de donde se deriva el Ashtanga y el yoga de Iyengar, también en otras como Kundalini, Vynyasa, Anusara, etcétera, así como algunas más nuevas como el acro-yoga, el yoga aéreo, el yoga danza etc. La diversidad es amplia en el equipo de profesores.

¿Qué hace que el Diplomado Yoga Yoghismo sea una opción seria en la formación de profesores?
Hoy día encuentras muchas ofertas, la mayoría avaladas por Yoga Alliance -como el nuestro- donde se define el nivel de preparación por el número de horas, pero esto es muy relativo, ya que puedes recibir una formación de 200 horas en sólo 3 meses, pero ahí radica la ventaja del Yoghismo, ya que es imposible que en una serie de sesiones intensivas de tres meses puedas profundizar en el yoga, esto sólo te puede dar una formación técnica, en posturas, en asanas como se les llama en el yoga, ciertas respiraciones, mudras, etc. Yo diría que es más bien una formación técnica en ásanas con algunos elementos complementarios.
La formación que ofrece Yoghismo busca, además de las habilidades técnicas, una transformación de la persona, el despertar de las potencialidades individuales del alumno para que ya como profesor, no sólo enseñe una técnica, sino que comparta una profunda experiencia vivencial, por eso nuestro diplomado dura dos años, en los que se recibe la técnica y se desarrolla una experiencia vivencial, formativa, en comunidad.

¿Cómo se desarrolla el diplomado?
Cada mes un profesor internacional imparte un taller de 12 horas, durante un fin de semana, posteriormente, los alumnos tienen una sesión práctica supervisada con la coordinación local, para repasar lo visto en el taller. Además, durante todo el mes, debe mantener su práctica regular con los elementos, técnicas y métodos que recibió en el taller.

¿Cuando un alumno termina su proceso de formación qué viene?
Aunque el objetivo principal del diplomado es formar profesores de yoga y/o personas con una práctica profunda, la AIYY, proporciona un espacio para los profesores que se diploman y desean continuar su formación en comunidad.

Tenemos además la ventaja de ofrecer a los alumnos y egresados, relaciones, vínculos y alianzas con grupos en 26 países. Al día de hoy, estamos impartiendo 60 diplomados simultáneos en 14 países, es una extensa red que te permite tomar talleres en diferentes países, conocer otras comunidades en caso de que tengas que viajar o por el gusto de hacerlo.

La red se enriquece permanentemente con el aporte de los miles de alumnos y sus experiencias. Además hacemos encuentros internacionalse de los alumnos y profesores de todo el mundo cada año.

Cuando se cumple con un ciclo completo, es decir, cuando termina el ciclo de dos años y existe una cantidad de al menos unos diez profesores interesados, la AIYY, abre Escuelas superiores de yoga yoghismo, es decir, escuelas de profesores de yoga con una formación continua de alto nivel.

¿Estamos hablando de un sistema de enseñanza que va más allá de un Diplomado?
El yoga es un proceso, no existen metas iguales. El diploma, es solo una primera fase que garantiza que se cuenta con las habilidades y formación necesaria para ayudar a otras personas a incursionar en una práctica segura y enriquecedora.

Para los egresados que estén interesados en continuar aprendiendo en comunidad -en yoga se le llama shangha, una comunidad de crecimiento-. En realidad la shangha se forma desde el momento en que se abre un diplomado, ya que el alumno no sólo aprende una vez por mes, sino que se inicia un proceso continuo de intercambio para el aprendizaje. Se crean relaciones de alta calidad, ya que el yoga nos abre a un campo de relaciones más profundo y sutil.

Cuando se abre una escuela con profesores que han terminado el diplomado, continúa el proceso de formación en un nivel avanzado, se continúa en áreas especializadas, además se crean proyectos en comunidad para dar servicios a empresas, instituciones de gobierno y académicas, fundaciones, etc. Se abren por lo tanto, posibilidades laborales. El profesor sigue acumulando horas de experiencia para alcanzar una certificación de mayor alcance. En el caso de Yoga Alliance, el certificado de 500 horas.

¿Entonces, se trata de una formación continua?
Sí, una formación de vida, a través del yoga, no hay una meta, yo sigo aprendiendo cada día. Participar de una comunidad de maestros y maestras de yoga potencia este aprendizaje. La certificación de Yoga Alliance, lo que te permite, es la posibilidades de dar clases en muchos países.

¿En qué áreas se puede especializar un profesor?
Es un poco parecido a la universidad, primero obtienes un diploma general y luego te puedes especializar en cualquier área que elijas, tantra, vinyasa kundalini, yoga para niños, gestantes, yogaterapia y un largo etcétera. Hay muchos seminarios de especialización que la AIYY promueve para que haya un desarrollo continuo.

¿Por qué un alumno debe elegir el Diplomado Yoga Yoghismo de entre otras propuestas de formación?
Si tomas una certificación, digamos Ashtanga Yoga, vas a ser un profesor de Ashtanga Yoga, lo mismo sucede con cada escuela, vas a especializarte en un área específica, la mayoría son escuelas serias, sin embargo, Yoga Yoghismo tiene una perspectiva diferente, sales como un profesor con una visión general de todas las escuelas y luego puedes optar por una especialización.

Con Yoga Yoghismo obtienes muchas herramientas que te dan una visión centrada sin dejar de ver las diversas ramas y escuelas del yoga, con una formación técnica muy específica, después te puedes especializar si lo deseas.

Tenemos también el caso contrario, alumnos que ya han sido formados con alguna escuela, viene y se le abre un universo, es posible que puedan sentir que ese estilo de yoga que habían estudiado no llenaba profundamente sus necesidades o intereses. Podría decir, que con la visión del Yoghismo se te ayuda a encontrar tu vocación yóghica según tus verdaderas motivaciones y necesidades.

¿Cuál ha sido la aceptación y la vinculación con otras organizaciones en los países en que se lleva adelante el diplomado?
En este momento la AIYY imparte más de 60 diplomados simultáneos, cada uno de entre 20 y 100 alumnos. En algunos lugares tenemos sitios propios, en otros se desarrollan con alianzas estratégicas, con escuelas de yoga o centros deportivos, de artes marciales o de gimnasios que facilitan sus instalaciones.

Tenemos también diplomados en convenios con clínicas y hospitales públicos y privados, estas dependencias envían a sus médicos para que tengan una formación en yoga, también lo hacemos con universidades y tecnológicos que participan además, dando un aval académico, como ocurre con la Universidad de los Andes en Venezuela o la universidad de Católica de Arequipa en el Perú…

Héctor, gracias, seguiremos caminando y además creciendo en esta comunidad. 

Deja un comentario