Del Cuerpo al Espíritu – Entrevista con Cristian Contreras

La cultura occidental considera el cuerpo como algo separado de la voluntad propia, sin embargo, la vida es una expresión orgánica que nos deja ver cómo las emociones y la mente junto con el cuerpo son una unidad, la conciencia de esa unidad es lo que podemos llamar espiritualidad. En esencia, el yoga es una vía para la conciencia de la unidad, es decir para la espiritualidad, y el cuerpo se convierte en un instrumento para el despertar de esa conciencia.

Esta ha sido la experiencia de Cristian Contreras, quien nos visitará pronto en Colombia. Su misión será la de impartir el taller del Diplomado Yoga Yoghismo, “Las Ásanas en el Ghathastha Yoga” el próximo 24 y 25 de agosto en Bogotá. Hablamos con Cristian por skipe para conocer un poco de su recorrido y experiencia en el campo del yoga. Transcribimos continuación esta entrevista.

Cristian-Contreras

Cristian, eres uno de los profesores más jóvenes que imparten los talleres del Diplomado deYoga Yoghismo, háblanos de tu experiencia y cómo te iniciaste en este mundo del yoga.

Mis primeros acercamientos a esta disciplina fueron desde muy pequeño, pues mis padres hacían yoga y toda la vida he estado en este medio, compartiendo con mucha gente alrededor de la práctica del yoga, entonces de una manera natural, me vi atraído hacia el yoga. Comencé a tomar a los 14 años mis primeras clases, en principio lo que más me llamaba la atención fueron los ejercicios de flexibilidad, el trabajo con el cuerpo, lo experimenté primero como algo divertido pero rápidamente tuve la experiencia de los beneficios de los ejercicios en mi cuerpo, noté muchos cambios también en mi vida emocional, me sentí más estable y tranquilo, además mentalmente más concentrado; esto me ayudo mucho en la escuela, ya que tiendo mucho a distraerme cuando estudio.

¿Cuál fue tu motivación para convertirte en profesor de yoga?
Una vez que tuve la experiencia directa, mi inquietud fue transmitir a otras personas los beneficios que estaba recibiendo de la práctica del yoga, me di cuenta de que era una herramienta muy valiosa para ayudar a las personas a tener una vida más equilibrada tanto en lo físico como en lo emocional y mental.
A mis 18 años comencé a buscar talleres para capacitarme como profesor, en este proceso conocí a Carlos Peñafiel, quien fue mi primer profesor, aprendí inicialmente todo lo relativo a la técnica de posturas, la alineación y la correcta postura a partir del hatha yoga.
Posteriormente me trasladé a Londres, allí continué mi formación con otros estilos, como el Ashtanga y el Vinyasa o yoga fluido, que particularmente me gusta mucho, como una herramienta para energizar el cuerpo, investigué y continué buscando sobre estas técnicas que hace algunos años no eran muy conocidas. Me dediqué varios años al yoga fluido.

¿En qué momento tomas contacto con la formación de Yoga Yoghismo?
Volví a México en el año 2005 y comencé mi formación con la Asociación Internacional Yoga Yoghismo (AIYY), durante tres años. En este período, profundicé mi experiencia, fui más allá de lo que hasta ahora había conocido y lo hice a través de la meditación. Asimismo, comencé un estudio más profundo de las raíces del yoga a través de textos clásicos como el Baghavad Gita, el Hatha Yoga Pradipika y el Gheranda Samhita, comprendí y experimenté una dimensión más genuina del yoga.
Héctor Marcelli, fue el profesor que me sugirió un siguiente paso en el yoga: La Meditación. Aprendí en talleres y retiros diversas técnicas, por ejemplo mediante mantrams y mandalas, para atravesar la frontera de un yoga centrado meramente en posturas corporales, hacia un yoga trascendente, enfocado en trabajar aspectos psicológicos e inconscientes de mi vida, ayudándome a romper patrones y hábitos negativos.

¿Profesionalmente, cuál ha sido tu experiencia en este campo?
Ha sido una experiencia colectiva, de familia, somos 6 hermanos, padres y tíos, todos nos dedicamos a la enseñanza del yoga. Iniciamos un trabajo conjunto de promoción de esta disciplina, abrimos una escuela donde atendemos a casi 200 alumnos, brindándoles diferentes técnicas de yoga y meditación. Difundimos nuestro trabajo a través de la televisión y otros medios, personalmente, soy un apasionado del yoga, me fascina.
Como psicólogo, combino la enseñanza del yoga con la terapia para personas con adicciones, realizo esta actividad en una clínica y he visto cómo se rehabilitan los pacientes a través de la práctica del yoga, todos son muy agradecidos, incluso algunos se interesan en formarse como profesores para ayudar a otras personas que sufren este tipo de problemas.
Otro campo que manejamos es el yoga en las empresas, lo hacemos dando técnicas adaptadas al tiempo de los empleados, 20 o 30 minutos, con la finalidad de liberar el estrés y que la gente sea más concentrada y en su trabajo.

Y como profesor de Yoga Yoghismo…
Llevo 4 años impartiendo talleres, luego que hice mi tesis en el sistema de Yoga Iyengar y obtuve mi graduación y fui invitado para ser parte de los docentes de la AIYY, inicialmente en México y posteriormente salí a otros países.
Ahora, junto con mis hermanos formamos parte del equipo organizador de lo que será el 5to Encuentro Internacional de Yoga Yoghismo, que se llevará aquí en San Luis Potosí (México), el próximo 14, 15 y 16 de septiembre del 2013 en las instalaciones de uno de los mejores centros deportivos de alto rendimiento en Latino América, el Club «La Loma». Esperamos cerca de 1.000 participantes y profesores de yoga de todo México y representantes de otros países. Será un gran evento para compartir, aprender y conocer a otros compañeros con diversos enfoques. Como cada año, será un encuentro muy enriquecedor y divertido.

Danos una reseña breve sobre el Taller «Las Asanas en el Gathasta Yoga» que dictarás en Bogotá.
Será una visión del yoga principalmente desde el área técnica, a nivel físico. Un trabajo centrado en la corrección y alineación de posturas. El objetivo es llevar a los alumnos a la conciencia de la necesidad de trabajar a partir del cuerpo como recipiente, que debe ser atendido para que mantenga su salud natural. Profundizaremos en el conocimiento de la anatomía, los diversos sistemas, muscular, óseo, circulatorio… es decir acentuar la conciencia de esa primera capa que es el cuerpo, sin olvidarnos de su conexión con lo emocional y mental a través de la meditación que también la realizaremos.

Ejecutaremos ejercicios y posturas de manera individual, en pareja, en grupo… con una exigencia importante, será un taller muy dinámico y creativo, para experimentar el yoga desde otro ángulo.

yoga1

____________________________________________________

Cristian Contreras (México)
• Profesor de la Asociación Internacional de Yoga Yoghismo
• 12 años como instructor de yoga certificado
• Ha recibido e impartido cursos y talleres de yoga en diferentes partes de México, Estados Unidos, Sudamérica y Europa
• Director del Instituto de Yoga y Meditación Solaris en San Luis Potosí, México
• Miembro consejero de la Cámara Nacional de Comercio “CANACO” en donde apoya a diversos empresarios prestando el servicio de clases de yoga en sus instituciones para el personal administrativo y de línea, con el programa “Yoga Empresarial”, en donde le ha prestado servicios a más de 80 empresas
• Psicólogo por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (México)

Ver AQUÍ información del Taller «Las Ásanas en el Ghathasta»

Ver AQUÍ información del taller «Yoga en la Oficina»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.